¿Cómo se manifiesta el autismo?

Aunque con connotaciones diferentes de persona a persona, el autismo se manifiesta con (autismo: síntomas):

  • Dificultad de comunicación social (ámbito comunicativo-social).
  • Conductas limitadas y repetitivas (ámbito conductual).

Autismo: síntomas

Cada individuo diagnosticado con autismo representa un caso en sí mismo, diferente a todos los demás. Esto no permite definir un cuadro sintomatológico estándar que pueda ser bueno para cualquiera.

Dificultad de comunicación social

En la persona con autismo, las manifestaciones clásicas que denotan dificultades de comunicación social son:

  • Retraso en el desarrollo del lenguaje.
  • Tendencia a evitar el lenguaje hablado.
  • Repetición frecuente de un conjunto de palabras o frases.
  • Hablar en un tono que suene monótono y uniforme, como si le faltara la capacidad de adaptarlo a las situaciones en curso.
  • Tendencia a interpretar literalmente cualquier cosa escuchada e incapacidad para reconocer un dicho o frase sarcástica o humorística.
  • Tendencia a comunicarse con palabras sueltas, en lugar de oraciones.
  • No responder a la pronunciación de su nombre por parte de otras personas (podría sugerir un problema de audición, pero no lo es).
  • Desinterés total (desinterés que, a veces, parece casi molesto) hacia los “abrazos” y gestos de ternura, dirigidos por los padres y otras personas.
  • Preferencia por quedarse y jugar solo.
  • Responder de manera enojada o agresiva, sin ninguna razón en particular.
  • Tendencia a evitar el contacto visual.
  • Falta de uso de gestos y expresiones faciales para comunicarse.
  • No se divierte en situaciones que suelen ser agradables para los compañeros, como las fiestas de cumpleaños.
  • Poco o ningún interés en querer entablar amistad con sus compañeros.
  • Dificultad para expresar emociones y reconocerlas (tanto las propias como las de los demás).
  • Tendencia a ser insistente.

Algunos de estos problemas, como por ejemplo el retraso en el desarrollo del lenguaje o la preferencia por jugar solo, ya se pueden encontrar en la edad preescolar.

Comportamientos limitados y repetitivos

Con respecto a las conductas limitadas y repetitivas, cabe señalar lo siguiente:

  • Realizar movimientos repetitivos, como balancearse hacia adelante y hacia atrás o aplaudir.
  • Utilizar los juguetes de formas diferentes a sus propósitos reales.
  • Depender fuertemente de ciertos hábitos, tanto que un posible trastorno de éstos representa un verdadero drama.
  • Sentir fuerte atracción o marcada repulsión hacia los alimentos, según su color o preparación.
  • Tendencia a oler juguetes, objetos y personas, por razones inexplicables.
  • Tener muy pocos intereses, pero maníaco. Es común que los sujetos autistas desarrollen una atracción particular por ciertas actividades u objetos y les dediquen la mayor parte de su tiempo diario.
  • Demostrar una sensibilidad particular a las luces brillantes, ciertos sonidos o contacto físico (incluso cuando no es doloroso).
  • Estar en constante movimiento.

Otros síntomas del autismo

Muchas personas con autismo tienen problemas sensoriales. En concreto, padecen una sensibilidad excesiva o insuficiente a las luces, los sonidos, el tacto, el gusto y/o el dolor.

Además, cabe señalar que, con cierta frecuencia, las personas con autismo muestran poca coordinación en los movimientos y torpeza.

¿Cuándo ocurre el autismo?

Los primeros signos de autismo pueden aparecer alrededor de los 2-3 años de vida.

Sin embargo, en general, la condición se manifiesta bastante claramente con el inicio de la escuela, es decir, cuando la persona autista entra en contacto, en el día a día, con un gran número de otras personas.

Autismo y coeficiente intelectual

Entre las personas con autismo, hay algunas con un coeficiente intelectual (CI) inferior al promedio y habilidades de aprendizaje deficientes, y otras con inteligencia normal y, a veces, algunas habilidades especiales.

¿Qué significa el autismo de alto funcionamiento?

Hablamos de autismo de alto funcionamiento (HFA) cuando el CI total es superior a 65/70, cuando la persona ha desarrollado el lenguaje verbal, cuando no hay trastornos neurológicos y, por tanto, cuando no hay discapacidad intelectual.

¿Qué significa autismo de bajo funcionamiento?

Hablamos de autismo de bajo funcionamiento (LFA), cuando el deterioro cognitivo y la presencia de síntomas incapacitantes se asocian al autismo.

Autismo en la edad adulta

En la edad adulta, las dificultades y los comportamientos de una persona con autismo pueden mejorar, en algunos casos incluso de manera evidente, o permanecer sin cambios, o incluso empeorar.

Autismo y trastornos asociados

La literatura reporta asociaciones entre el autismo y condiciones como: trastornos del aprendizaje (dislexia, discalculia, etc.), trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), síndrome de Tourette, epilepsia, ansiedad, dispraxia, trastorno obsesivo-compulsivo, depresión, trastorno bipolar, trastornos del sueño y esclerosis tuberosa.

Las razones detrás de estas asociaciones aún se desconocen.

¿Cuándo sospechar autismo en niños?

No hay signos claros.

Sin embargo, hay algunas conductas que resultan sospechosas y que deben ser comunicadas al pediatra. Por ejemplo:

  • A la edad de 6 meses, no sonríe ni muestra ningún signo de alegría.
  • A la edad de 9 meses, no emite sonidos ni muestra expresiones faciales particulares.
  • A la edad de 12 meses, no vocaliza.
  • A la edad de 14 meses, no realiza ningún gesto de devolución, no señala, no se estira, etc.
  • A la edad de 16 meses, no habla.
  • A la edad de 24 meses, no pronuncia oraciones de dos palabras.