El síndrome de Asperger no se incluyó en el catálogo de diagnóstico hasta 1980, y los científicos ya se preguntan si el síndrome de Asperger realmente existe

El síndrome de Asperger es una forma de autismo. Los afectados, a menudo, se consideran niños prodigio particularmente talentosos, como la activista climática Greta Thunberg, de 18 años. Pero hay mucho más en el síndrome de Asperger. Veamos qué es el síndrome de Asperger.

Las cosas se han vuelto un poco más tranquilas en torno a la activista Greta Thunberg, de ‘Fridays for Future’. Pero tendrá su próxima gran aparición en Berlín, hoy 24 de septiembre de 2021, durante la huelga climática.

Su discurso enfadado en la Cumbre Climática de la ONU en Nueva York, en septiembre de 2019, también es inolvidable. En este momento, muchos espectadores se sorprendieron.

De esto va el síndrome de Asperger

Por un lado, según los criterios diagnósticos, el autismo significa que los afectados están limitados en cuanto a sus habilidades sociales y comunicativas. Por ejemplo, les resulta difícil interpretar las expresiones faciales o comprender la ironía.

La segunda característica definitoria del autismo es que las personas con trastorno autista tienden a ser monótonas. Por ejemplo, tienen el deseo de rituales, los mismos platos de comida o los mismos temas de interés.

En su mayoría, también sufren fuertes impresiones sensoriales: la luz y el ruido les parecen extremadamente brillantes o fuertes.

Sin embargo, todavía existen varios mitos en torno al autismo y el síndrome de Asperger. Y, en algunos aspectos, incluso los científicos no están de acuerdo.

¿Cuáles son los síntomas típicos del síndrome de Asperger?

La mayoría de los niños o adultos con autismo de Asperger tienen pocos déficits cognitivos o del lenguaje. Sin embargo, además de la dificultad en la interacción social y la necesidad de comportarse de manera repetitiva, existen otros síntomas que pueden afectar en parte a sus vidas. Estos síntomas incluyen:

  • interés y conocimiento compulsivo y entusiasta de un tema en particular,
  • hipersensibilidad a los sonidos, los olores y el tacto,
  • dificultad para empatizar con los demás,
  • poco o ningún interés en los contactos sociales,
  • evita el contacto visual,
  • desarrollo temprano del lenguaje, y estilo de lenguaje sofisticado,
  • torpeza al caminar o coordinación motora alterada.

No todas las personas con síndrome de Asperger experimentan los síntomas por igual. Alguien puede tener solo algunos de los síntomas, o experimentarlos en diferentes momentos.

Las personas afectadas no carecen de empatía

Se dice que las personas autistas no pueden empatizar con los demás, de forma incorrecta, como explica Simon Baron-Cohen, investigador del autismo en la Universidad de Cambridge. Muchos tendrían dificultades para ponerse mentalmente en el lugar de otras personas. Pero la empatía – además de esta parte cognitiva – también tiene una parte afectiva, es decir, una reacción emocional hacia otras personas. Y aquí es donde as personas autistas de Asperger no salen peor.

Las personas con síndrome de Asperger suelen tener talento de isla

Incluso aunque las personas autistas suelen tener problemas en las áreas sociales, a menudo se les considera genios en otros. Las personas autistas de Asperger en particular, a menudo son retratadas como muy inteligentes. Por ejemplo, en la película ‘Rain Main’, en la que Dustin Hoffman interpreta a una persona autista cuya extraordinaria memoria da sus frutos cuando juega a las cartas.

Algunas empresas incluso emplean específicamente a personas autistas, porque se considera que están particularmente orientadas a los detalles. Esto puede ser útil para análisis de errores en el área de TI, por ejemplo. “Los talentos autistas pueden aparecer en cualquier área donde se puedan analizar los patrones”, dice Simon Baron-Cohen. Por ejemplo, también en la música.

Pero las personas con autismo de Asperger no siempre son superdotadas. La habilidad excepcional suele ser un talento de isla. Esto significa que la habilidad especial solo afecta a un área. Esto también se llama fuerza de desempeño parcial o síndrome de Savant, y pocas personas autistas son Savants.

Diferentes formas de autismo

Los médicos y psicólogos han distinguido durante mucho tiempo entre los diferentes tipos de autismo, en función de su nivel de inteligencia. Las personas con síndrome de Asperger, o lo que se conoce como autismo de “alto funcionamiento” tienen un mayor nivel de inteligencia que las personas con autismo “clásico”, o autismo de Kanner. Leo Kanner describió por primera vez este síndrome de autismo en 1943. Un año después, Hans Asperger le dio nombre a la otra variante del autismo.

Por cierto, Asperger es un ejemplo de por qué los científicos argumentan que las enfermedades no deben llevar el nombre de personas: últimamente, se dice que tuvo una relación precaria con el nacionalsocialismo.

Se cuestiona el síndrome de Asperger como diagnóstico

El síndrome de Asperger no se incluyó en el catálogo de diagnóstico hasta 1980, y los científicos ya se preguntan si el síndrome de Asperger realmente existe. El síndrome ya no aparece en el catálogo diagnóstico actual, según el cual los psiquiatras clasifican las enfermedades. En la literatura especializada (por ejemplo, en el llamado DSM V, la quinta edición del libro ‘Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales’), los cuadros clínicos previamente separados para el llamado trastorno del espectro autista se resumieron en 2013. Desde entonces, el autismo ha sido considerado como un continuo salud-enfermedad, es decir, un estado entre “salud completa” y “enfermedad absoluta”.

Continúan las discusiones. Los científicos continúan investigando si las diferencias entre las personas autistas son solo matices o si indican enfermedades separadas. El experto en autismo Simon Baron-Cohen aconseja tener un término general con subtipos, como diabetes tipo 1 y tipo 2. Entre otras cosas, esto facilitaría la comprensión de qué ofertas de ayuda ayudan a quién.

Diferentes percepciones del trastorno

De hecho, los afectados tampoco están de acuerdo. Algunos ven el autismo como una discapacidad, otros usan la palabra clave neurodiversidad para argumentar que, simplemente, tienen un tipo diferente de percepción. De hecho, no está claro dónde comienza el autismo.

Según los nuevos criterios de diagnóstico, muchas personas autistas de Asperger ya no serían consideradas autistas, según un análisis que se aplicaría a una de cada cuatro personas.

Para muchas personas autistas, el diagnóstico es parte de su identidad. La activista climática Greta Thunber esribió en Twitter: “Tengo Asperger y eso significa que a veces soy un poco diferente de la norma. Y, en las circunstancias adecuadas, ser diferente puede ser un súperpoder”.

¿Qué es el síndrome de Asperger?

Fuente:

National Institute of Neurological Disorder and Stroke. Asperger Syndrome Information Page.

Mayo Clinic. Autism spectrum disorder.