Al menos en la infancia, las personas con un diagnóstico de trastorno autista tienen un retraso en el lenguaje

El diagnóstico de ‘trastorno autista’, también llamado ‘autismo clásico’ o ‘síndrome de Kanner’, ya no debe utilizarse. La edición actual del manual estadounidense para trastornos mentales, el DSM-5, habla de un solo diagnóstico de autismo general: el trastorno del espectro autista (TEA). La base científica para los subtipos anteriores de autismo sería insuficiente. Las personas que han recibido este diagnóstico de autismo en el pasado pueden seguir utilizándolo.

Según la descripción del diagnóstico en la versión anterior del DSM, el DSM IV, las personas con autismo clásico tienen áreas de interés limitadas, comportamiento repetitivo y problemas con la comunicación social y la interacción social.

Al menos en la infancia, las personas con un diagnóstico de trastorno autista tienen un retraso en el lenguaje. Pueden tener una inteligencia de normal a alta, pero también pueden tener una discapacidad intelectual. En comparación, las personas diagnosticadas con síndrome de Asperger también tienen una inteligencia de normal a alta, y no tienen retraso en el lenguaje, incluso en la infancia.

Trastorno autista