Las personas con autismo tienen un mayor riesgo de padecer enfermedades crónicas

Investigadores de la Cambridge University encontraron vínculos entre autismo y enfermedades crónicas: las personas con autismo tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades crónicas. Estas incluyen, por ejemplo, enfermedades cardiovasculares.

Las personas con autismo tienen más probabilidades de desarrollar enfermedades crónicas

El estudio ‘An investigation of the diet, exercise, sleep, BMI, and health outcomes of autistic adults’, que se publicó recientemente en la revista Molecular Autism, encontró que la esperanza de vida de las personas con autismo es de 16 a 35 años más corta que la delas personas sin autismo. según los investigadores, a culpa de es un estilo de vida poco saludable.

El estudio entrevistó a más d 1.183 personas con autismo y 1.203 personas no autistas entre las edades de 16 y 90 años. Debían responder preguntas sobre su rutina diaria, estilo de vida, historial médico e historial familiar. Después de analizar los resultados, se encontró que las personas autistas tenían una dieta sesgada, tenían hábitos alimenticios atípicos y padecían trastornos del sueño. Además, lucharon con las fluctuaciones de peso con mucha más frecuencia que las personas del grupo de control.

Estilo de vida poco saludable en personas autistas

Un estilo de vida poco saludable puede provocar presión arterial alta, y desencadenar ciertas enfermedades cardiovasculares. El riesgo de un ataque cardíaco es significativamente mayor en los hombres autistas que en los hombres sin autismo.

La líder del estudio, Elizabeth Weir, dijo que los resultados del estudio ayudarán a los profesionales médicos a comprender mejor los hábitos de los adultos con autismo. Es muy importante comprender por qué la dieta de las personas autistas es tan sesgada, y por qué hacen tan poco ejercicio o sufren insomnio. Eso podría lograrse con programas de salud mental.

La Dra. Carrie Allison, directora de estrategia de investigación del Autism Research Center, agrega que no son solo los niños autistas los que afrontan muchos desafíos en la vida cotidiana. Para muchos, crecer no resuelve el problema, y continúan afrontando los mismos desafíos de adultos. Por lo tanto, se deben desarrollar estrategias efectivas para promover estilos de vida saludables en niños y adultos con autismo.

Es importante que estos programas se adapten a las necesidades de las personas autistas.

An investigation of the diet, exercise, sleep, BMI, and health outcomes of autistic adults

Autismo y enfermedades crónicas