¿Cuáles son los riesgos que rodean a los niños autistas?

¿Cuáles son los riesgos que rodean a los niños autistas? Los padres con niños con TEA se preocupan principalmente por las fugas y los accidentes.

Una de las afecciones que más preocupa a los pediatras es el trastorno del espectro autista, que parece estar aumentando en todo el mundo, con estimaciones de afectar a casi 70 millones de personas hoy en día.

Curiosamente, los padres de niños con trastornos del espectro autista (TEA) informan que los niños, a menudo, corren peligro al deambular o “huir”. Y, por primera vez, un estudio determinó la frecuencia de estos episodios en niños con TEA, y el impacto en ellos y en sus familias.

El estudio Occurrence and Familiy Impact of Elopement in Children with Autism Spectrum Disorders, de la revista Pediatrics, fue financiado por organizaciones de defense del autism, y dirigida por el Kennedy Krieger Institute de los EE.UU.

Los investigadores entrevistaron a 1.367 familias con niños entre las edades de 4 y 17 años con un diagnóstico de TEA. Casi la mitad (49%) de las familias informaron que el niño había intentado escapar al menos una vez después de los 4 años, y muchos niños desaparecieron el tiempo suficiente como para causar preocupación. En más de un tercio de los casos, fue necesaria la participación de la policía.

La mitad de los padres no recibió orientación sobre cómo lidiar con la fuga de su hijo autista

El aumento de la gravedad del autismo se asoció con un mayor riesgo de fuga. Los niños a menudo se escapan de su casa, de una tienda o del aula. Casi la mitad de los padres dijeron que la situación fue provocada por la intención de ir a algún lugar conocido porque sus hijos estaban confundidos o perdidos.

De los padres cuyos hijos se habían escapado, el 43% dijo que el problema impedía que los miembros de la familia durmieran tranquilamente, y el 62% que las preocupaciones no les permitían disfrutar de actividades fuera del hogar.

Para el 56%, la fuga fue uno de los comportamientos más estresantes con los que tuvieron que lidiar como cuidadores de un niño con TEA, y la mitad de los encuestados no recibió orientación sobre cómo prevenir o lidiar con este comportamiento.

Hasta que se puedan realizar más investigaciones para desarrollar intervenciones que resuelvan la fuga, los autores del estudio esperan que los resultados informen a las familias, médicos, educadores, policías y socorristas sobre la importancia de una formación adecuada para tratar con niños y adolescentes autistas.

Los riesgos que rodean a los niños autistas