Una nueva educación: enseñar codificación / programación a estudiantes con autismo

Enseñar programación a estudiantes con autismo es importante para proporcionarles una experiencia educativa satisfactoria y agradable, y asegurar su éxito como adultos.

Aunque muchos estudiantes con autismo poseen talentos y habilidades increíbles, especialmente relacionados con el razonamiento espacial, solo entre el 10 y el 20 por ciento de los adultos con autismo tienen trabajo.

Proporcionar educación en programación a los estudiantes con autismo, no solo es fundamental para brindarles a estos estudiantes una experiencia educativa satisfactoria y agradable, sino también para su éxito como adultos.

Las habilidades de programación / codificación tienen una gran demanda

En el mundo actual, tan dependiente de la tecnología y en constante cambio, la programación se está volviendo algo cotidiano. Cada vez más, están surgiendo trabajos que dependen de las habilidades en informática, y más escuelas están trabajando para integrar la informática en sus planes de estudio.

Para satisfacer la creciente demanda de profesionales con habilidades en informática, muchas organizaciones y escuelas están implementando iniciativas en educación en informática. Si bien el toque de atención para que la educación en programación sea una corriente generalizada, es fuerte, la necesidad es aún más pronunciada para los niños con autismo.

Vamos a explorar por qué la educación en programación para estudiantes con autismo es fundamental, y exploraremos estrategias para crear programas de educación en programación informática exitosas para estas personas.

La programación informática requiere una comprensión profunda de las matemáticas y la lógica (Duran, 2015), especialmente cuando su propósito es producir resultados estéticos y bien diseñados. Los resultados de la programación visual son ejemplos tangibles de la interrelación de los dominios lógico y espacial, y ambas son categorías en las que sobresalen muchos niños con autismo (Berube, 2007; Safran, 2002).

Antecedentes: perspectiva de futuro laboral

La Fuerza de Defensa Israelí (FDI) es el único ejército del mundo que acepta adolescentes con autismo (Rubin, 2016). Rubin describe que en la unidad 9900, también conocida como la “División de Inteligencia Visual”, las personas examinan imágenes de satélite de alta resolución en busca de objetos o eventos inusuales o sospechosos. La FDI emplea, específicamente, a personas con autimso para los diferentes roles dentro de esta unidad, debido a sus fuertes habilidades de percepción y pensamiento visual y sistemático (Rubin 2016; Sales 2015).

Laurent Mottron (2011), profesora de psiquiatría de la Universidad de Montreal, que emplea a numerosos investigadores con autismo en su laboratorio, describe que los estudiantes con autismo son investigadores de abajo hacia arriba, excepcionalmente minuciosos debido a su intenso enfoque y profundo interés en buscar información y crear estructuras.

De manera similar, la Dra. Temple Grandin, profesora e investigadora afectada por autismo, describió que piensa en imágenes, lo que hace que se desempeñe bien en tareas visuales / espaciales (como cita Berube, 2007).

El hecho de que las personas con autismo desempeñen roles tan importantes en la defensa y en la investigación, sugiere que sus habilidades pueden beneficiar enormemente a otras industrias. Sin embargo, a pesar de tener un gran potencial y talento aparente, muchos estudiantes con autismo no son aceptados en la fuerza alboral.

Quizás la razón por la que muchas personas con autismo no ingresan a la fuerza laboral es el prejuicio y la ignorancia de los empleadores. Otras razones pueden incluir una deficiencia en las habilidades sociales que se requieren en la mayoría de los entornos laborales (Kavilanz, 2016; Ribu, 2010), y tener preparación técnica adecuada.

Para combatir esto, algunas organizaciones están implementando programas para ayudar a los niños y adultos jóvenes con autismo a encontrar un empleo exitoso en los campos de la tecnología. Por ejemplo, LiveCode fue una campaña lanzada por un padre de un niño con autismo, con el fin de proporcionar a 3.000 adultos jóvenes con autismo un curso de seis meses sobre creación de aplicaciones y una introducción a la industria de la tecnología (King, 2015).

Otra iniciativa similar fue liderada por una organización educativa sin fines de lucro llamada “Have Dreams” en Evanston, Illinois (Born, 2011). Lanzaron un programa para niños con autismo de “alto funcionamiento”, para aprender a codificar diseñando y desarrollando videojuegos.

Además, STEM3 Academy, en Los Angeles, es una escuela K-12 completa para estudiantes con necesidades especiales, incluida una población sustancial de estudiantes con autismo (Kavilanz, 2016). Su enfoque en brindar instrucción STEM especializada a los estudiantes, incluida impresión 3D, máquinas CAD, electrónica, robótica y programación.

Beneficios de la educación en programación informática

Los beneficios de brindar educación en codificación de ordenadores a los estudiantes jóvenes con autismo se pueden resumir en dos categorías: disfrute y éxito futuro. En su artículo sobre la enseñanza de la informática a niños con autismo, Ribu (2010) describe que los estudiantes con autismo se sienten atraídos por la informática porque los ordenadores son lógicos y consistentes.

En contraste con las interacciones sociales difíciles de navegar, la programación es un ejercicio de planificación y diseño de entradas, que producen un conjunto de resultados esperados. Los estudiantes con autismo, prefieren este tipo de resolución de problemas, donde su capacidad para organizar grandes cantidades de datos, y construir estructuras confiables es útil y produce resultados predecibles (Mottron, 2011; Ribu, 2010).

Muchos estudiantes con autismo están dotados en matemáticas y ciencias (Kavilanz, 2016; Mottron, 2011). El Dr. Crasnow, director de STEM3 Academy informó que el 34% de los estudiantes con necesidades especiales que van a la universidad, eligen carreras STEM (Kavilanz, 2016). Tener acceso a la educación en programación, les brinda a estos estudiantes otra salida para aplicar sus intereses. La clase de programación es un momento del día en el que pueden disfrutar siendo ellos mismos.

STEM3 Academy es un gran ejemplo de cómo, proporcionar a los estudiantes con autismo educación en programación, impulsa su éxito académico y profesional, además de mejorar su bienestar general (Kavilanz, 2016). El programa se enfoca en ayudar a los estudiantes a navegar las interacciones sociales, a la vez que enseñan temas STEM (Kavilanz, 2016). Los datos anecdóticos han demostrado que la escuela logra ayudar a los estudiantes con necesidades especiales a ser más competitivos con sus compañeros (Kavilanz, 2016).

Uno de los padres de un niño con autismo, que asistió a la STEM3 Academy, explicó que su hijo siempre fue excelente en matemáticas, pero tuvo problemas con las interacciones sociales (Kavilanz, 2016). El artículo de Kavilanz describe que, mientras asistía a la STEM3 Academy, la confianza de este niño mejoró y se volvió más abierto a hablar de su día, y pasó de tener un rendimiento bajo en los exámenes estandarizados a obtener una puntuación en el percentil 99 del PSAT (Kavilanz, 2016).

La clave es colocar a los estudiantes en un entorno en el que exploren temas que les resulten motivadores, a la vez que les brindan apoyo. Para los estudiantes con autismo, eso se traduce en proporcionarles ejercicios de lógica y razonamiento espacial, a la vez que se les ayuda a obtener herramientas para prosperar en situaciones sociales (Born, 2011).

La educación en programación es una incubadora perfecta para eso. Kavilanz informó que numerosas empresas aeroespaciales y de defensa se han acercado a STEM3 Academy en busca de talento.

Enfoques de enseñanza y apoyo al aprendizaje

#1 Proporcionar a los estudiantes una estructura de aula bien organizada

  • Comunicar claramente a los estudiantes dónde están todos los materiales y cuándo deben obtenerlos.
  • Crear una estructura sólida que incluya la comunicación de las rutinas del curso.
  • Mantener una disposición de los asientos constante.

#2 Crear rutinas

  • Seguir un horario constante, por ejemplo, una apertura, una demostración, una actividad grupal, una tarea individual y un ticket de salida.
  • Crear rutinas y medios consistentes para entregar tareas, como usar Github.

#3 Dar a los estudiantes instrucciones claras para cada actividad y tarea

  • Comunicar a los estudiantes sus expectativas durante cada actividad. Por ejemplo, al comienzo de una demostración, comunicar si los estudiantes deben tomar notas, seguir los pasos que estás tomando en sus dispositivos, simplemente mirar, etc.
  • Usar oraciones sencillas y directas.
  • Repetir las instrucciones según sea necesario. Algunos estudiantes pueden necesitar más refuerzo, ¡ten paciencia!

#4 Utilizar entornos y herramientas de desarrollo para el desarrollo de activos visuales

  • De manera similar a como la Dra. Grandin describió la experiencia, muchas personas con autismo piensan en imágenes (Berube, 2007). Proporciona a los estudiantes la oportunidad de usar su pensamiento visual avanzado para crear activos tangibles, incluidos dibujos, animaciones, juegos y visualizaciones de datos en 2D y 3D.
  • Consultar la sección de recursos, más abajo, para conocer las herramientas relevantes.

#5 Incorporar el trabajo en grupo

  • No evitar las tareas y asignaciones grupales: muchos de los estudiantes pueden tener dificultades sociales, por lo que es útil comenzar asignando tareas a grupos pequeños, y aumentando a medida que pasa el tiempo.
  • Ayudar a los estudiantes a establecer roles dentro de sus grupos.
  • Dado que los estudiantes con autismo responden bien a la estructura (Motron, 2011; Ribu, 2010), hacer que los estudiantes trabajen en los mismos grupos durante períodos de tiempo prolongados, puede proporcionar circunstancias favorables para que los estudiantes practiquen la negociación de interacciones sociales.
  • A medida que pasa el tiempo, puedes intentar cambiar de grupo con más frecuencia. Esto ayudará a los estudiantes a largo plazo.

#6 Modelar habilidades y comportamientos

  • Dado que muchos estudiantes luchan en entornos sociales (Kavilanz, 2016; Ribu, 2010), modela comportamientos como las normas del aula, el compromiso, la negociación de roles en las asignaciones del equipo, y la resolución de conflictos.

#7 Dar retroalimentación frecuente

  • Los estudiantes con autismo disfrutan de la organización (Mottron, 2011). Escuchar comentarios frecuentes sobre comportamientos y desempeño, puede ayudar a los estudiantes a generar un marco interno de acciones y comportamientos productivo.
  • Proporcionar a los estudiantes un refuerzo más frecuente de sus acciones y desempeño de tareas.

Modificaciones

#1 Apuntan a una alta proporción de profesores por alumno

Esto no siempre es posible, pero más apoyo es útil para satisfacer todas las necesidades de los estudiantes.

#2 Tener un espacio tranquilo designado

Los estímulos sociales suelen ser abrumadores para los estudiantes con autismo (Ribu, 2010). Como sugiere Riby, designe un espacio tranquilo donde los estudiantes puedan trabajar en caso de que necesiten un descanso del entorno de clase más social.

#3 Enseñar usando una combinación de instrucciones verbales y visuales

Los estudiantes, generalmente, se benefician del aprendizaje multimodal, y de estar expuestos a material reforzado a través de múltiples presentaciones (Mayer, 2014). Dado que muchos estudiantes con autismo piensan en representaciones visuales, proporcionar más ejemplos e instrucciones visuales beneficiará el aprendizaje de los estudiantes. Un ejemplo de un recurso que incluye instrucciones tanto escritas como visuales, son las tarjetas de Scratch (Scratch Cards).

#4 Tener una combinación de ordenadores de sobremesa, portátiles y dispositivos de pantalla táctil

Algunos estudiantes, especialmente los estudiantes no verbales (Ribu, 2010), pueden beneficiarse del aprendizaje a través de métodos táctiles. La manipulación directa de código, como en forma de bloques Scratch que colapsan fácilmente, da vida a los pensamientos visuales de alguien sin un intermediario presentado por un teclado.

Conclusión

Aunque ya se ha trabajado algo para proporcionar a los estudiantes con autismo educación en programación, todavía queda un largo camino por recorrer. Hay muy pocos programas diseñados específicamente para esta población. No solo hay un espacio para diseñar más programas, sino que los educadores pueden trabajar para transformar las clases de programación general, para satisfacer las necesidades de todos los estudiantes, incluidos aquellos con necesidades y aptitudes especiales. Además, si bien existen daos anecdóticos, existe una gran necesidad de medir formalmente el éxito de tales programas para poder escalarlos de manera efectiva.

Referencias

Berube, C. T. (2007, May). Autism and the Artistic Imagination. The Link between Visual Thinking and Intelligence. Teaching Exceptional Children Plus, 3(5). Retrieved from http://files.eric.ed.gov/fulltext/EJ967456.pdf

Born, K. (2011, September 7). Tech Star Kids Teaches Computer Science to Children with Autism. Retrieved from http://www.prweb.com/releases/2011/9/prweb8762065.htm

Computer Science for All: Fundamentals for Our Future. (2015). Retrieved from http://www1.nyc.gov/office-of-the-mayor/education-vision-2015-computer-science.page

Duran, I. (2015). Meta-analysis on the role of mathematics background in the performance of BSCS freshmen in computer programming subjects. International Journal of Scientific and Engineering Research, 6(1), 1576-1578.

Kavilanz, P. (2016, February 9). How this STEM school is shattering stereotypes. CNN Money. Retrieved from http://money.cnn.com/2016/02/09/smallbusiness/stem3-academy-education/

King, H. (2015, April 2). Teaching autistic kids to code. CNN Money. Retrieved from http://money.cnn.com/2015/04/02/technology/autism-livecode-indiegogo/index.html

Mayer, R.E. (Ed.) (2014). Cognitive theory of multimedia learning. In, Cambridge Handbook of Multimedia Learning, pp. 43-71. New York: Cambridge.

McIntyre, E. (2016, January 5). Coding gains traction in Chicago. Retrieved from http://www.educationdive.com/news/coding-gains-traction-in-chicago-schools/411484/

Mottron, L. (2011, November 3). The power of autism. Nature, 479, 33-35. Retrived from http://www.nature.com/articles/479033a.epdf

Ribu, K. (2010). Teaching Computer Science to Students with Asperger’s Syndrome. Proceedings from NIK-2010: The Norwegian Informatics Conference. Bergen, Norway.  Retrieved from http://www.nik.no/2010/10-Ribu.pdf

Rubin, S. (2016, January 6). The Israeli Army Unit That Recruits Teens With Autism. The Atlantic. Retrieved from http://www.theatlantic.com/health/archive/2016/01/israeli-army-autism/422850/

Safran, J. (2002). A Practitioner’s Guide to Resources on Asperger’s Syndrome. Intervention in School & Clinic, 37 (5), 283-298

Sales, B. (2015, December 13). Soldiers With Autism Take on Key Roles in Israeli Military. The Forward. Retrieved from  http://forward.com/news/breaking-news/326511/deciphering-satellite-photos-soldiers-with-autism-take-on-key-roles-in-idf/

Searching for Computer Science: Access and Barriers in U.S. K-12 Education. Google. (2015). Retrieved from https://services.google.com/fh/files/misc/searching-for-computer-science_report.pdf

Por qué enseñar programación a estudiantes con autismo