JPMorgan descubrió que las personas autistas tienen poderes especiales de programación

JPMorgan ha estado contratando personas en el espectro autista desde hace cinco años. Ha sido todo un viaje, y el banco ha obtenido algunos aprendizajes importantes, incluido el hecho de que los reclutas autistas pueden adquirir habilidades de una manera que la mayoría de las personas neurotípicas encontrarían asombrosa.

Anthony Pacilio, director global de programa Autism at Work de JPMorgan, explica cómo el banco entrevistó a un candidato que había solicitado un puesto en programación Java que no estaba cubierto por su educación. “Lo entrevistamos un viernes y, aunque no sabía Java, dijo que podría aprenderlo para el lunes”, dice Pacilio. “Lo hizo usando algunos libros y tutoriales de YouTube, y para el lunes era lo suficientemente competente en Java para conseguir el trabajo”.

Esto habla del enfoque y la dedicación de las personas en el espectro. Parte de su autismo fue la capacidad de aprender cosas rápidamente”, agrega.

Después de comenzar contratando a cuatro personas para trabajos de pruebas de calidad en 2015, JPMorgan ahora tiene alrededor de 150 personas en su programa Autism at Work, en alrededor de 40 roles diferentes. No se trata solo de programación o pruebas de control de calidad. Los reclutas de Autism at Work también se dedican a compliance y a otros trabajos. “En su mayor parte, una persona en el espectro puede hacer cualquier trabajo que le des”, dice Pacilio.

JPMorgan contrata programadores con autismo

El banco ha adaptado su proceso de contratación para garantizar que las personas autistas puedan progresar. “Nuestros reclutadores han sido capacitados para comprender que una persona en el espectro puede no hacer contacto visual, o puede tardar más en responder preguntas que otros reclutas”, dice Pacilio. “Estamos tratando de ir más allá de la idea de que, cuando contratamos, buscamos personas sociales y extrovertidas, y que te miren a los ojos. Algunas personas solo quieren llegar a los detalles de la entrevista”.

Si bien no se les contrata por su carisma neurotípico, las personas autistas pueden ser reclutas valiosos. “También hemos descubierto que las personas autistas tienen un enfoque increíble para la resolución de problemas. Son muy granulares, y ven las cosas de formas completamente diferentes a los empleados neurotípicos”, dice Pacilio.

En roles con resultados fácilmente medibles, Pacilio agrega que JPMorgan ha descubierto que las personas en el espectro pueden “superar considerablemente” a las personas neurotípicas. En una función tecnológica, el banco descubrió que los empleados del programa podían completar tareas en una cola entre un 90% y un 140% más productivamente que sus colegas neurotípicos, y sin errores. “Eso es casi inaudito”, reflexiona.

La banca se adapta cada vez más a los reclutas con habilidades avanzadas de resolución de problemas que pueden adquirir nuevas habilidades fácilmente, dice Pacilio. “En el mundo de hoy, es el conocimiento, más que la experiencia laboral, lo que es clave”, agrega, en referencia al candidato que aprendió Java durante el fin de semana. El programa Autism at Work, permite a JPMorgan aprovechar una “amplitud y profundidad de talento”, que el banco no tenía anteriormente.